Hoy queremos homenajear a todas las empresas que, por vuestros valores y manera de trabajar, marcáis la diferencia.

Según datos de un informe reciente de Credit Suisse, casi la mitad de la riqueza mundial se acumula en manos de un 0,7% de la población; mientras el 70% de los habitantes del planeta vive con el equivalente al 3% de la riqueza global (repartida entre todos ellos, ¡claro!).

Que vivimos en un mundo profundamente desigual no es ninguna novedad —aunque tampoco viene  mal que nos lo recuerden de vez en cuando.

Por lo general, repartimos mal los recursos y, especialmente, los beneficios que se derivan de su explotación. Las grandes empresas tienen mucho que ver en ello. Quizás ése es el motivo por el que mucha gente asocia el concepto “negocio” a “malas prácticas”. Sin embargo, hoy queremos rebatir ese argumento.

Y es que no todas las empresas son perversas y egoístas entidades movidas por el ansia de engordar las cuentas bancarias de sus poderosos dueños. Hay empresas que, por el contrario, buscan formas de gestión más justas. Entre ellas están las cooperativas, a las que hoy queremos rendir homenaje:

1) Por promover la igualdad en el acceso a bienes y servicios – las cooperativas de consumo, por ejemplo, han permitido que muchas personas puedan adquirir productos que de otro modo no estarían a su alcance.

2) Por garantizar la equidad en su funcionamiento. Ser miembro de una cooperativa es algo libre y voluntario (sin discriminación de ningún tipo) y a cada miembro le corresponde un solo voto, con indiferencia del capital que haya aportado a la organización. Pero es que, además, las cooperativas aplican los principios de igualdad en su gestión, garantizando, por ejemplo, la diversidad y el equilibrio entre hombres y mujeres en sus plantillas, ratios salariales más bajos.

3) Por contribuir al desarrollo sostenible y justo de toda la sociedad, al distribuir la riqueza que ellas mismas generan de forma más equitativa. El papel de las cooperativas en la lucha para sacar a la gente de la pobreza es innegable en países de África y América Latina. Por no hablar de las empresas recuperadas por sus propios trabajadores en nuestro propio país.

Por todas estas razones (y por otras muchas que no pueden resumirse en un post), elegir cooperativas es elegir igualdad; es seleccionar negocios cuya actividad contribuye a construir un mundo mejor; empresas como las que están en lacentral.coop ¡Búscalas!

A todas vosotras:

¡FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LAS COOPERATIVAS!

 

Si eres una cooperativa, aún estás a tiempo de participar en nuestro #SorteoCOOP. Sólo tienes que registrar tu cooperativa o completar tu perfil antes de las 23:59 horas del 4 de julio. Regístrate aquí

 

Imagen: woodleywonderworks