Mantenerte seguro es uno de los instintos de una vida humana. Evidentemente, siempre depende de cada persona, y de la valentía de cada uno, pero, por lo general, la seguridad nos mantiene a salvo de aquello que nos puede herir. A partir de cierta edad, ese peligro se puede percibir, o controlar, pero no todos tienen ese privilegio.

En la sociedad de hoy día, hay dos etapas de la vida en la que no eres consciente de tu seguridad. Una de ellas es la de la tercera edad, pero en este caso no nos centraremos en analizar esta época de la vida. Sí nos detendremos con la segunda de las etapas en la que no somos capaces de percibir el peligro: la infantil.

Mantener a tus hijos a salvo es una de las prioridades de los seres humanos. Cualquier padre protege a sus hijos de los peligros, pero estos, no siempre son físicos, y a veces, no se pueden percibir tan fácilmente. Internet es un gran nido de peligros. Ya no solo por los hackers que nos pueden ‘’tirar todo al traste’’, sino por los contenidos a los que nuestros hijos están expuestos. En la red, el contenido circula libremente. Puedes acceder de la misma facilidad a un vídeo de la Peppa Pig que a otro de violencia entre hooligans del fútbol, por poner un ejemplo. En internet cualquiera accede a cualquier contenido. Y nuestros hijos también.

Y es ahí donde nos encontramos nosotros. Los tiempos han cambiado. Hace escasos 10 años, la prioridad de los niños era acabar la escuela para bajar a la calle a jugar a la pelota con los amigos. O al simple escondite. Ahora, tu hijo seguramente esté deseando llegar a casa para coger la tablet o el ordenador. Pero la inocencia de la edad les ciega ante los peligros que existen en la red.

SecureKids  protege a tus hijos de contenidos violentos y desagradables, ¡pero no solo eso! Con nuestra herramienta de seguridad infantil de SecureKids, puedes realizar un control de llamadas de tu hijo, así como una geolocalización. Además, hemos habilitado un botón para emergencias y alarmas, para que tu hijo esté protegido en todo momento. ¡Evita que los peligros de Internet lleguen a ojos de tu hijo! Mantenga a sus hijos seguros.